Minimalismo

El minimalismo es uno de los máximos logros del siglo XX, es sobrio y evidentemente elegante, y obviamente no deja de ser acogedor. Capaz de encajar en cualquier espacio y eliminar el desorden que transgrede el espacio físico y mental. Es así como este recobra vida en las casas o apartamentos.

Destaca por resaltar la belleza innata de una pieza u obra de arte, para adaptarlo a tu casa. Primero debes de modificar una habitación a la vez, al menos que estés en proceso de mudanza, es difícil remodelarlas todas al mismo tiempo. Céntrate en un solo espacio e utilízalo para seguir con las demás áreas, que este sea el punto de partida de tu inspiración; luego haz lo mismo con los espacios exteriores. 

Minimalismo

Un consejo vital para este estilo es empezar con los muebles, estos son los objetos más grandes, por tanto, debemos ubicarlo estratégicamente, es mejor partir con ellos para simplificar el espacio, mientras menos tenga, mejor. Piensa en qué mueble puedes eliminar sin sacrificar la comodidad ni las actividades cotidianas, trata de adquirir muebles de estructuras sencillas y colores sólidos y tenues. 

Mantén solo lo esencial, si puedes hacer lo mismo con lo que tienes, no hay necesidad de tener más, siempre pregúntate ¿realmente lo necesito? Que esta sea tu filosofía de decoración. Trata de dejar siempre lo más básico, dibuja el diseño de la casa completa y hazlo de la manera más sencilla, y ve agregando objetos y detalles decorativos según lo deseé. 

Mininalismo

Despejas los pisos, estos deben ser completamente desocupados, exceptos con los muebles, no debes apilar ni almacenar nada cerca de esta área, y después que hayas hecho esto, trata de ornamentar muy bien los detalles decorativos. Igualmente hay que despejar todas las superficies planas, al menos que quieras agregar detalles simples.

El aspecto minimalista en la decoración se logra con simplicidad, con un jarrón con flores, una pared de un color de tu agrado, los tonos sutiles, como el blanco es el protagonista de este estilo, siempre recuerda hacer un inventario de lo que puedes eliminar o simplificar, aquí cada cosa tiene su lugar. Por ultimo, siéntate, relájate y disfruta tu resultado final.