La Toscana

Una perfecta mezcla conjuga de manera armoniosa, la naturaleza, el vino y la comida, para dar como resultado el estilo decorativo La Toscana.

Para lograrlo solo debes observar la campiña italiana para que te inspires y recrees lo mejor posible. La interiorista, Patricia Blanco, señala que este tipo de estilo se adapta mejor en casas amplias o que disponen de mayor espacio, regularmente en casas de campo, para la ciudad es un poco más complicado de lograr.

Sin embargo, a pesar de lo rustico que puede verse visualmente, es un estilo cálido y relajante que está centrado en la comida, bebida y la naturaleza, por tanto, mientras más campestre mucho mejor.

Como esta decoración se encuentra inspirada en la naturaleza, es importante elegir una gama cromática en tonos tierras como: el rojo oscuro, naranja, amarillo, azules, verdes oliva, marrón o color teja, estos tonos te acercaran más al estilo.

En cuanto a los muebles, estos deben ser antiguos y de madera, para dar ese toque elegante y natural. Es recomendable utilizar tapicería en sillas, cojines, cortinas y no te enganches con los estampados, sobre todo con los florales y también con los de rayas. Puedes optar por envejecer la madera de los muebles tanto de puertas, vigas del techo y todo lo que tengas en madera.

Si vives en la ciudad y tienes una terraza grande, este estilo es ideal para ti y perfecto para evadir el ajetreo de la ciudad y su conllevada rutina, fenomenal  para hacer reuniones y compartir en familia;  y para aquellos que carecen de este espacio pueden utilizar este estilo en el salón o el dormitorio, el baño o la cocina.

Para recrearlo, puedes usar materiales como la cerámica, barro, piedra, madera, mármol, hierro o cobre, y todo debe tener una inspiración campestre.

Un consejo, para darle el aspecto rústico a nuestras paredes es importante utilizar las texturas y una pintura especial, con una esponja le das ese aspecto de exterior. Si eres de lo que te gusta este estilo, puedes invertir en una mesa que sea tosca y ponerle un mantel que sea delicado, incluso, hasta con encaje, para hacer un contraste mucho más bonito.

Estas casas en La Toscana suelen tener una bodega, si no cuenta con esta área puedes optar por decorar un hall de entrada con este estilo o un espacio de exterior, ya sea el jardín o algo parecido. Otro detalle que no puede faltar en este concepto son las plantas y utilizando macetas de terracota, incluso tener un pozo o una fuente en el patio, también es propio del estilo.