Si tienes poco espacio en áreas que usas frecuentemente y no sabes como decorar, sigue esta guía de consejos sencillos para decorar una sala comedor, ten en cuenta el color, la decoración y la colocación adecuada de los muebles, esta es la clave esencial en el diseño del espacio para que realmente se vea funcional y atractivo.

Para separar ambos ambientes puedes utilizar alfombras para cada área, también puedes separar con el uso de muebles, coloca un mueble justo a la mitad de ambos espacios, que el espaldar dé justo al comedor, esto delimitará donde termina y donde empieza cada espacio; o simplemente puedes distribuir ambos ambientes de manera conjunta para evitar que el espacio se vea muy reducido.

Otra forma de separarlo y darle cierta identidad sería utilizando lamparas o arañas decorativas de techo sean iguales o de diferentes, la idea consiste en marcar un punto en el aire que se diferencien los ambientes. Para definir aún mas el espacio tienes que colocar cerca de los muebles macetas grandes o lámparas de piso.

Para este tipo de ambientes mixto debes de usar colores en las paredes que sean claro que le den al espacio un sentido de amplitud, esto beneficia a que ambos luzcan muy bien. Los colores en las paredes de la sala y comedor por lo general suelen ser similares, se pueden usar algunos detalles de color para resaltar el punto focal pero siempre marcando la mismas combinaciones de colores.

Si deseas ampliar visualmente el espacio puedes optar por pintar la sala y comedor del mismo color ya sea pastel o neutro, escoge un color para una estancia y para la otra escoge un tono en degradación, esto te permitirá dar armonía al área y el espacio combinará muy bien.

Otro truco por el que puedes optar es pintar tu sala, y en el área del comedor agregar empapelado, de este modo separaras el espacio visualmente. En la sala coloca el mueble en el punto principal de la estancia, puedes ponerlo frente a una pieza de arte o al lado de un ventanal, o frente a la televisión. Si no tienes un juego de sala en L, pon el mueble más grande a un ángulo de 90 grados, luego agrega un sofá y esto hará despejar el espacio y visualmente vera mucho mas grande y ordenada.

También junto a los muebles de mayor tamaño, coloca muebles más pequeños como un aparador, otomán y mesitas auxiliares,  recuerda que la decoración dependerá del gusto que tengas y el ingenio al momento de combinar.

El estilo wabi-sabi es una mezcla entre japonés y nórdico, y si deseas emplearlo en tu decoración, el primer paso es familiarizarte con éste, que más cercano a ser un estilo de decoración es una filosofía de vida.

La estética japonesa es una filosofía de vida y su fundamento es la idea de encontrar la belleza de lo imperfecto. Este término no tiene una traducción exacta debido a la ambigüedad del lenguaje japonés, la palabra wabi se puede atribuir a los conceptos de armonía, paz, tranquilidad y equilibrio.

Una persona wabi es alguien sin ira ni codicia, y que comprende la sabiduría de la naturaleza, por otra parte, sabi significa la flor del tiempo y el término se asocia a la producción natural del tiempo, la decadencia y la degradación que implica que la belleza sea efímera.

Este hace referencia a lo defectuoso e incompleto, es una manera de vivir y percibir el mundo. El arte de eliminar lo innecesario y preservar lo esencial, esta forma de ver las cosas parte de tres conceptos básicos que se encuentran en la naturaleza: nada es perfecto, nada es permanente, nada está completo, esta forma de entender el mundo implica,  además aceptar ciegamente el ciclo natural de las cosas. Si bien no hay lineamientos bien marcado de que es wabi-sabi y que no es, si hay algunos rasgos, este estilo no trata de tapar las imperfecciones de la naturaleza.

Sin embargo, lo que queda bien claro es que es de origen oriental, wabi-sabi es una estética profunda que venera la autenticidad en contraposición a la frialdad de lo ostentoso y de lo fabricado en serie. Su encanto radica en apostar por pocas piezas pero muy bien escogidas bajo las consignas de  la imperfección, humildad y contemplación de la naturaleza.

Un poder regenerador

Unas plantas sobre una mesa de madera sin tratar ejemplifican este estilo decorativo de origen oriental que tiene a la naturaleza y su poder regenerador como referente. Hay que tratar de incluirla en el interior a través de materiales como el lino, el yute, el bambú o la madera.

Austeridad

En esta estética sobria y austera se consigue el equilibrio contrapesando volúmenes y haciéndolos jugar con los materiales y la luz. La falta de simetría y la irregularidad son la base para crear una decoración de interiores honesta y relajada.

Nuestras casas muchas veces se convierten en el punto de encuentro para recibir a los amigos y familiares, y quienes son fanáticos de darle una amena bienvenida a sus visitantes, no estaría demás que montaras tu propio bar, con solo algunos detalles, que probablemente lo tengas en mano. Sigues estos consejos para que tus veladas o encuentros en casa sean una experiencia memorable.

Eliges el ambiente, ya sea una esquina, al frente de una pared o un área que quieras destinar con mayor espacio, dependerá del metraje que tengas disponible para crearlo.

Luego selecciona el mobiliario, una mesa estilo camarera que tenga ruedas, sillas de línea sencilla, y los accesorios que complementan, sin embargo, puedes ambientarlo a tu manera, estas son solo opciones. Si optas por adecuar el bar en una pared, recuerda agregar topes cuadrados en cristal, si deseas revístelo con papel tapiz y deja un espacio para colocar la vinera, la hielera y las botellas. Estos son detalles imprescindible.

Define color y texturas. Si el espacio es muy pequeño trata de usar colores claros, los toques metálicos y colores oscuros en muebles y marcos de madera son perfectos para ese aspecto varonil. Aprovecha las paredes, pisos y techos para tener” texturas”. Si estás en un área exterior recuerda siempre tener puntos verdes para hacer un ambiente más relajado. Una pared de fondo en ladrillo, madera o piedra darán un toque más íntimo y con mayor carácter.

Utiliza una cómoda antigua y conviértela en tu propio bar. Cuando no lo quieras ver, puedes cerrarlo y todo vuelve a su lugar.

Si tienes un espacio grande y vacío, que quieres destinar a esto, te recomiendo que recicles unas cuantas cajas y que las vayas adaptando a la pared. Añade una barra justo abajo y listo.

La cocina también puede ser una opción siempre y cuando sea grande, destina un espacio especial para crearte tu propio bar, ¡Sin olvidar poner unas mini neveras!

coge un mueble auxiliar, colócalo en una pared que te guste, pon imágenes, plantas y llénalo de reservas. Será tu pared favorita de casa.

 

Los espejos son elementos de decoración más que versátiles, pueden ayudar a mejorar la iluminación y renovar las mayorías de los espacios si se colocan en el lugar correcto y se combinan con los muebles  y ornamentos adecuados, en el portal Ellen explica, que estos tips son más que acertados. Usualmente los espejos se encuentran en baños, pasillos, salones, sala de estar y dormitorios. Pero antes de colocarlo debemos de saber cual es el indicado, para cada espacio y así hacer un uso óptimo de este recurso.

¿Quieres saber el espejo que debes usar, según el lugar a decorar y que podemos hacer para escogerlo? Aquí te explicamos los rincones donde debes colocarlo, dependiendo de lo que quieras lograr.

Si buscas darle amplitud al espacio utiliza un espejo grande en el ambiente, en un sitio focal y de ser posible, frente a una ventana, así servirá de repetidor de luz, si quieres potenciar aún más esa posibilidad puedes optar por colocar espejos en una pared completa, creará un efecto óptico de que el espacio se repite.

Si el sitio donde quieres colocar el espejo es un dormitorio, el ideal es colocar uno de cuerpo completo en una pared lateral a la cama o en la puerta del closet, su presencia en un lugar donde nos cambiamos, es casi indispensable. Si tienes un pasillo estrecho puedes intercalar con portarretratos colgados en las paredes, puedes darle riendas sueltas a tu creatividad, siempre buscando la armonía en tu decoración.

Para lugares sin ventanas, debes optar por espejos grandes para generar amplitud visual, puedes utilizar dos o más en formato vertical u horizontal, para darle dinamismo o hacer una composición de varios espejos para que complementen un buen espacio en la pared, colocarlos en distintas alturas o buscar piezas de diferentes formas y colores, como los espejos de zigzag,  para colocarlos puedes guiarte como lo harías para colgar los cuadros.

En los salones, a diferencia de los espejos del baño o el dormitorio, el fin de esta pieza en esta área es más ornamental que práctico, optas por collage de espejos o laminas de espejos divididas por secciones o que imiten una ventana. También puedes elegirlo de forma rectangular para colocarlo sobre el sofá, tomando en cuenta las medidas del mueble, para que haya balance entre estas dos piezas.

Dónde colocarlos es una interrogante  que surge desde el momento que decidimos adquirir un espejo. Ellen, aconseja que las paredes desnudas son la opción principal si tienes un mueble y un color bonito, un espejo funciona como detalle decorativo. En las esquinas puedes colocar espejos de pie para dar calidez al espacio, combínalo con una lámpara para complementarlos y verás como cambia ese ambiente.

El comedor también es un espacio donde puedes lucir estas piezas, si esta área es muy pequeña colocas espejos grandes para que tengas esa sensación de amplitud. Si tienes consolas o cómodas, tendrás que colocarlo encima de esta y ornamentarlo con algún detalle que llame la atención.

El término monoambiente, se utiliza para designar aquellas viviendas que no tienen divisiones y están compuestas de un solo ambiente en el cual se encuentran de manera conjunta el espacio correspondiente al living, dormitorio o alcoba, esto lo explica la diseñadora de Interiores, Cecilia Soulages.

Dice que a pesar de lo reducido del espacio, los departamentos de un solo ambiente pueden verse dinámicos y chic si lo decoras correctamente. Estos departamentos monoambientes son una alternativa para solteros y parejas que desean irse a vivir solos y no quieren (o no pueden) hacer una gran inversión de compra o alquiler. Generalmente de metraje reducido, los monoambientes requieren adquirir hábitos de orden y desapego a bienes materiales para vivir bien en ellos.

Muebles multifuncionales: Uno de los consejos de oro en los monoambientes es tratar de ganar espacio con los muebles que cumplen más de una función. Los sofá camas, mesas retráctiles, sillas plegables y bancos de tipo otomano son excelentes aliados para los departamentos pequeños.

Crear áreas: para que el espacio no se te haga pesado o monótono, es fundamental que crees diferentes áreas de uso, como descanso, estudio y trabajo. Para separarlas, utiliza los propios muebles, como sofás o estanterías, o aprovecha las alfombras para delimitar .

Crea espacio de almacenamiento: Otro elemento clave es aprovechar el espacio de almacenamiento. Las alacenas, camas con sommier baulera, o bien las camas estructurales con cajones bajo la plataforma son una buena alternativa. Las estanterías y estantes flotantes hasta el techo en algunas paredes también son vitales para aprovechar el espacio vertical.

Iluminación quieres que tu monoambiente se vea más amplio, aprovecha la luz natural lo más posible: evita obstruir ventanas, fíjate bien en el recorrido del sol, no coloques cortinas muy pesadas (mejor si son blancas) y utiliza espejos en lugares donde dé la luz, para dar mayor sensación de amplitud. La iluminación focal con lámparas de pie, de mesa y colgantes también ayuda a delimitar y sentir la amplitud del espacio.

Una perfecta mezcla conjuga de manera armoniosa, la naturaleza, el vino y la comida, para dar como resultado el estilo decorativo La Toscana.

Para lograrlo solo debes observar la campiña italiana para que te inspires y recrees lo mejor posible. La interiorista, Patricia Blanco, señala que este tipo de estilo se adapta mejor en casas amplias o que disponen de mayor espacio, regularmente en casas de campo, para la ciudad es un poco más complicado de lograr.

Sin embargo, a pesar de lo rustico que puede verse visualmente, es un estilo cálido y relajante que está centrado en la comida, bebida y la naturaleza, por tanto, mientras más campestre mucho mejor.

Como esta decoración se encuentra inspirada en la naturaleza, es importante elegir una gama cromática en tonos tierras como: el rojo oscuro, naranja, amarillo, azules, verdes oliva, marrón o color teja, estos tonos te acercaran más al estilo.

En cuanto a los muebles, estos deben ser antiguos y de madera, para dar ese toque elegante y natural. Es recomendable utilizar tapicería en sillas, cojines, cortinas y no te enganches con los estampados, sobre todo con los florales y también con los de rayas. Puedes optar por envejecer la madera de los muebles tanto de puertas, vigas del techo y todo lo que tengas en madera.

Si vives en la ciudad y tienes una terraza grande, este estilo es ideal para ti y perfecto para evadir el ajetreo de la ciudad y su conllevada rutina, fenomenal  para hacer reuniones y compartir en familia;  y para aquellos que carecen de este espacio pueden utilizar este estilo en el salón o el dormitorio, el baño o la cocina.

Para recrearlo, puedes usar materiales como la cerámica, barro, piedra, madera, mármol, hierro o cobre, y todo debe tener una inspiración campestre.

Un consejo, para darle el aspecto rústico a nuestras paredes es importante utilizar las texturas y una pintura especial, con una esponja le das ese aspecto de exterior. Si eres de lo que te gusta este estilo, puedes invertir en una mesa que sea tosca y ponerle un mantel que sea delicado, incluso, hasta con encaje, para hacer un contraste mucho más bonito.

Estas casas en La Toscana suelen tener una bodega, si no cuenta con esta área puedes optar por decorar un hall de entrada con este estilo o un espacio de exterior, ya sea el jardín o algo parecido. Otro detalle que no puede faltar en este concepto son las plantas y utilizando macetas de terracota, incluso tener un pozo o una fuente en el patio, también es propio del estilo.