Inicio Actualidad Ambiente relajante en casa. ¿Cómo lograrlo? 

Ambiente relajante en casa. ¿Cómo lograrlo? 

ambiente relajante

Las estancias de nuestro hogar son templos en dónde nos desconectamos del resto y conectamos con nosotros mismos. Es recomendable mantener siempre un equilibrio en cuanto a la decoración y la armonía del hogar combinando elementos que nos ofrezcan un ambiente relajante. Toma nota con los siguientes tips y convierte tu casa en un paraíso que te invite al descanso.

Las plantas no pueden faltar en este ambiente

Las plantas aportan vitalidad, frescura y humidifican el ambiente, nos regalan ese verde que es sinónimo de relajación y armonía a nuestros espacios. Por el aroma que transmiten nos permiten estar en un nivel de relax. Es inevitable hablar de relajación y no tener en mente las plantas. Puedes colocarla del tamaño y color que desees, recordando que hay plantas de interior y de exterior. Las flores frescas funcionan como las plantas, creando un ambiente estético que contribuya con la decoración. Utiliza jarrones de tu preferencia pero con un diseño que invite a la tranquilidad y ayuden con el ambiente de paz. También el cuidado de las plantas ayuda a conectarse con energías positivas y conseguir un estado de relajación según el feng shui.

Iluminación natural

La iluminación es la parte a trabajar más importante para conseguir un ambiente relajante. La luz natural eleva los niveles de serotonina en tu cuerpo. La serotonina es un neurotransmisor que se relaciona directamente con nuestro estado de ánimo, por esto es vital usar luz natural en las estancias de nuestro hogar. Abre las ventanas, deja que filtre la luz natural, usa cortinas finas y delicadas que permitan que entre la luz.

Los colores de relajación

El uso de algunos colores hará que tus espacios destellen esa sensación relajante que necesitas. Los colores recomendados para un ambiente relajante son los tonos beige, pasteles, tierra y el blanco. No hay que recargar con muchos colores nuestras estancias porque se busca una zona de confort que no perturbe ni haga ruido visual, evita usar colores vibrantes si buscas realmente relajación. No le temas a la decoración monocroma, recuerda que menos es más y en este caso encaja muy bien. Si quieres agregar un poco más de color inclínate por el azul y el verde, son colores que te recuerdan el mar, la naturaleza, transmiten tranquilidad y te ayudan al descanso.

No te pierdas con el orden y la limpieza

Siendo básicamente la clave para tener un ambiente de relajación perfecto, debes tener esto muy pendiente. No es agradable tener la casa patas arriba sin necesidad y sin ningún beneficio. Cuando el orden y la limpieza predominan todo es más bonito. Una casa en desorden lo que menos refleja es un ambiente relajante.

La limpieza dice mucho de tu personalidad, mantener todo limpio y en su lugar no tiene que ser tarea difícil, auxíliate con buenos productos de limpieza y cajones decorativos que te sirvan de almacenaje.

Elementos decorativos que inviten a la relajación

Para lograr que tu casa tenga ese ambiente relajante no es necesario limitarte con adornos, puedes implementarlos de manera inteligente.

Las mantas y cojines para el sofá dan efecto de calidez y ambiente de confort, deben ser de colores suaves que no rompan con la línea de relajación, evita estampados muy coloridos.

Las velas aromáticas. Es cierto que la aromaterapia promueve el bienestar físico y psicológico. La forma correcta de llevar sus beneficios a tu hogar es por inhalación a través de difusores de esencias. Una buena recomendación sería usar la esencia de bergamota, lavanda, el ciprés que  alivian el estrés, el nerviosismo y la ansiedad. Además de relajarte dará un olor agradable y fresco a tu casa.

Relajación

Una hamaca podría resultar muy relajante y funcional, podrías leer un libro, descansar o simplemente meditar unas horas acerca de tus planes a corto y largo plazo, debes ubicarla en un lugar estratégico que no afecte el paso y que te colabore con la decoración del hogar.

La música no puede faltar para ambientar, relajar y hacernos recordar que día a día se debe agradecer y vivir a plenitud.

Salir de la versión móvil