Entradas

Influenciada por el modo de vida pausado del entorno, la decoración mediterránea proyecta un estilo natural y sin rebuscamientos, logrando así conformar un entorno sencillo y armonioso. En éste, la naturaleza le presta sus colores y asimismo su materia prima, predominando la madera y el metal en la confección de sus piezas.

Es un estilo que da importancia al diván, al que también conocemos como meridiana o cama turca, acompañado de piezas que sean totalmente distintas. Un par de disímiles sillones, por ejemplo. O dos sillas que podrían ser iguales, pero con adornos diferentes o tapicería de colores distintos. El rejuego está en la diferencia, muy alejada de la uniformidad.

Dentro de esta estética sin rebuscamientos es obvio que lo práctico está a la orden del día. En tal sentido, muchos muebles mediterráneos, entre ellos los divanes, son fabricados en materiales que soportan lluvia y sol, con la finalidad de poder ser usados tanto en interior como exterior. La arquitectura, a su vez, toma en cuenta integrar al ambiente hogareño la luz del sol, siempre a través de ventanas protegidas por persianas o cortinas que pueden graduar su paso para evitar el calor.

La principal característica del diván es que ocupa poco espacio, razón por la cual muchos expertos de la decoración lo prefieren, además de ser una pieza muy llamativa. Su tamaño nos permite que forme parte del mobiliario de la habitación, la librería, de la sala, terraza o el gran salón.

No obstante, hay personas que lo utilizan como un mueble auxiliar, al usarlo de manera balanceado se convierte en un elemento decorativo muy atractivo y en el anfitrión de cualquier espacio para descansar, un área de lectura o un lugar de relajación, ya que cumple la función de sofá, cama, o como un lugar extra para sentarse. Si deseas, le puedes añadir un par de cojines y almohadas, y complementarás este mueble multifuncional.

 

Los espejos son elementos de decoración más que versátiles, pueden ayudar a mejorar la iluminación y renovar las mayorías de los espacios si se colocan en el lugar correcto y se combinan con los muebles  y ornamentos adecuados, en el portal Ellen explica, que estos tips son más que acertados. Usualmente los espejos se encuentran en baños, pasillos, salones, sala de estar y dormitorios. Pero antes de colocarlo debemos de saber cual es el indicado, para cada espacio y así hacer un uso óptimo de este recurso.

¿Quieres saber el espejo que debes usar, según el lugar a decorar y que podemos hacer para escogerlo? Aquí te explicamos los rincones donde debes colocarlo, dependiendo de lo que quieras lograr.

Si buscas darle amplitud al espacio utiliza un espejo grande en el ambiente, en un sitio focal y de ser posible, frente a una ventana, así servirá de repetidor de luz, si quieres potenciar aún más esa posibilidad puedes optar por colocar espejos en una pared completa, creará un efecto óptico de que el espacio se repite.

Si el sitio donde quieres colocar el espejo es un dormitorio, el ideal es colocar uno de cuerpo completo en una pared lateral a la cama o en la puerta del closet, su presencia en un lugar donde nos cambiamos, es casi indispensable. Si tienes un pasillo estrecho puedes intercalar con portarretratos colgados en las paredes, puedes darle riendas sueltas a tu creatividad, siempre buscando la armonía en tu decoración.

Para lugares sin ventanas, debes optar por espejos grandes para generar amplitud visual, puedes utilizar dos o más en formato vertical u horizontal, para darle dinamismo o hacer una composición de varios espejos para que complementen un buen espacio en la pared, colocarlos en distintas alturas o buscar piezas de diferentes formas y colores, como los espejos de zigzag,  para colocarlos puedes guiarte como lo harías para colgar los cuadros.

En los salones, a diferencia de los espejos del baño o el dormitorio, el fin de esta pieza en esta área es más ornamental que práctico, optas por collage de espejos o laminas de espejos divididas por secciones o que imiten una ventana. También puedes elegirlo de forma rectangular para colocarlo sobre el sofá, tomando en cuenta las medidas del mueble, para que haya balance entre estas dos piezas.

Dónde colocarlos es una interrogante  que surge desde el momento que decidimos adquirir un espejo. Ellen, aconseja que las paredes desnudas son la opción principal si tienes un mueble y un color bonito, un espejo funciona como detalle decorativo. En las esquinas puedes colocar espejos de pie para dar calidez al espacio, combínalo con una lámpara para complementarlos y verás como cambia ese ambiente.

El comedor también es un espacio donde puedes lucir estas piezas, si esta área es muy pequeña colocas espejos grandes para que tengas esa sensación de amplitud. Si tienes consolas o cómodas, tendrás que colocarlo encima de esta y ornamentarlo con algún detalle que llame la atención.