Entradas

Piezas sentimentales. Las piezas con valor sentimental para los dueños que se mudan de un apartamento a un penthouse, se convierten en un reto para cualquier diseñador de interiores. Le ocurrió al arquitecto e interiorista Jesús Hernández quien, para complementarlas con las de nueva adquisición se lanzó hacia una propuesta ecléctica.

Piezas sentimentales

Con la combinación de elementos le dio entrada al ‘modern-global’. Reinterpretó en una gama tropical y cálida elementos habitualmente usados en los países nórdicos, combinándolos con piezas “mid-century» e industriales, y luego los trabajó en un estilo macro-moderno.

Aprovechar la luz natural

En este apartamento donde la iluminación natural permea el espacio, adueñándose del entorno a veces en demasía, el diseñador optó por aprovechar puntualmente esa luz en el interiorismo. Mas no dejándola entrar a raudales, sino por el contrario, jugando con el claroscuro que utilizó como hilo conductor en toda la residencia. Y el color negro en su tonalidad grafito, que a ojos vista podría haber sido descartado de primera intención, se convirtió aquí en el núcleo vertical de circulación. De esta manera, “se aprecia mucho más el deseado contraste en las diversas áreas”.

El negro hace igualmente de las suyas en el hierro, como parte de una paleta de colores eminentemente industrial con acentos de color aplicados según los materiales y lugares hacia los cuales dirigir la mirada. El dramático efecto, empero, no proyecta negatividad. Es que lo neutraliza con diferentes detalles, entre estos la madera.

Integrando las piezas con valor sentimental

Para reutilizar la mayoría de las piezas excepcionales, buscó su mejor ubicación en las áreas sociales, situadas en la parte superior del ‘penthouse. Una de ellas, un ‘wall art’, diseño de Piña Rosa Studio, es un mapa representativo de la ciudad natal del dueño de este apartamento. Esta “statement piece”, aun cuando fue creada para su casa anterior, es en este penthouse donde cobra vida, debido a la mayor escala de los espacios.

Las zonas de paso de tu hogar ya no tienen porque estar en el olvido. Ha llegado la hora de que aprendas a cómo convertirlas en más funcionales los pasillos, recibidores y espacios debajo de las escaleras de tu hogar. Te damos algunos consejos que te serán de mucha utilidad. ¡El resultado te sorprenderá!

¡Pasillos que se convertirán en tu espacio favorito!

zonas de espacio
zona de paso
zona de paso

Zonas de paso cargadas de encanto

zonas de paso

Puedes convertir tus pasillos en más funcionales y vistosos. Piensa en tus necesidades y en las de tus visitantes. Un mueble bajo es una muy buena opción para colocar en tu pasillo, por su capacidad de almacenaje y además porque lo puedes utilizar como repisa. Un gran armario en tu pasillo tampoco es mala idea, lo puedes usar para guardar infinidades de objetos, haciendo que la armonía y el orden reinen para siempre. Para los que siempre andan de prisa, les recomendamos los percheros para enganchar todo lo que quieran. ¿Y si te ánimas a instalar una librería en pleno pasillo? Si eres un lector empedernido, tómate tu tiempo y aprovecha cada milímetro.

Recibidores que dan agradables bienvenidas

¡Todos aman los recibidores bien decorados pero aún más los prácticos! No importa si tu recibidor es grande o pequeño, puedes sacarle el mayor provecho. Decorar esta área con un armario para guardar abrigos y piezas de vestir a mano, te sacará de muchos apuros. Otra excelente alternativa es una credenza con el suficiente espacio para que te ayude a mantener todo en su lugar, mientras utilizas su parte superior para colocar objetos que te gusten. Estamos seguros que tu recibidor resultará mas interesante si los visitantes pueden apreciar los títulos de tus libros, busca una mesa que te permita crear tu mini librero. Y si tienes poco tiempo y quieres montar algo mas relax y fresco, consíguete un espejo de piso, un lindo perchero y una mesa en la que puedas improvisar una decoración con lindos detalles.

¡Debajo de la escalera puedes crear un espacio increíble!

zonas de paso
zonas de paso
zonas de paso
zonas de paso

¿Un armario debajo de la escalera de tu dormitorio «duplex»? ¡Sí, es posible! Mide bien y aprovecha al máximo este hueco. Los recibidores en está área son simplemente mágicos, no necesitan muchos elementos, solo los que expresen tu sello personal. Y cuando hablamos de oficinas debajo de escaleras, nos referimos a un puesto de trabajo sobrado de calidez y originalidad; esto se logra con la ayuda de un escritorio justo a la medida de este espacio y sillas que hagan mas cómoda la experiencia de tener todas tus herramientas a la mano. Otra favorable idea es crear un espacio de almacenaje bajo la escalera, nunca está demás.

Cuando nos referimos al minimalismo nos imaginamos un espacio de líneas simples, con un orden visual y un esquema de color neutral y monocromático. Pensamos en un ambiente tranquilo y silencioso, un descanso a los estímulos diarios, en el que no hay lugar para lo superfluo ni para los excesos, así lo considera la interiorista Carmen Ariza Prota.

Es una filosofía de vida heredada de los tradicionales interiores japoneses y que fue llevada de la mano de la arquitectura de Mies Van Der Rohe con su tan conocido “Menos es más”. El propósito del minimalismo dentro del diseño es conectarnos con la esencia del ambiente, con la pureza de las formas, crear el envolvente perfecto para que el espacio cobre vida por las actividades de quien lo habita.

Explica que darle protagonismo a la función y permitir que los objetos que forman partes de él (modernos o antiguos) se dejen apreciar por su escultórica belleza más que por los ornamentos que los rodea.

Espacios sublimes creados por el juego de la iluminación, el equilibrio y el despojarse de lo innecesario.

El Maximalismo, muy en tendencia en la actualidad, es una respuesta de valentía, de diseñar sin límites y de retar a la imaginación para hacer de los ambientes esculturas a escala real, en los que lo inesperado y el exceso son fomentados. Aunque los interiores maximalistas se retratan en nuestro imaginario como proyecto de interiores.

Como en toda obra de arte el uso del color es esencia fundamental del lenguaje; el maximalismo, no ignora este recurso, sino que lo hace parte clave para su ejecución, juega con los contrastes y lo usa a su favor para crear armonías inesperadas. La alegría dentro de estos proyectos es que son el resultado de nuestra expresión artística y nos permite divertirnos con las escalas, las texturas, los materiales y la yuxtaposición de objetos y épocas.

Kelly Wearstler es definitivamente mi referencia de lo que es el maximalismo hoy en día. Con su estilo y buen gusto ha traído lo mejor de él a la mesa.

Para trabajar este tipo de interiores hay que tener un ojo crítico que permita apreciar la belleza de lo caótico, celebrar las piezas que quizás hablan idiomas diferentes y hacer que tengan una conversación armoniosa de una forma relajada.

fuente externa.

Llega el bebé y la única habitación disponible la ves algo pequeña. Todo tiene remedio. El asunto es saber cuáles muebles pueden servir doble propósito y cómo colocar las piezas diversas, amén de tomar en cuenta cómo se logra alargar visualmente el espacio.

¿Cómo crear la ilusión de más espacio? La clave empieza en el esquema de color. Ha de ser una única tonalidad en las paredes y en el piso. Además, conviene que sea tenue. Un verde pálido, por ejemplo. Nada de matices estridentes, salvo un contraste de color que incluirías en algún cuadro, foto o cojín.

En cuanto a las cortinas, ponlas de material ligero, transparente. Combínalas con tapicería, así como en los cobertores de mesa y cuna, escogiendo si posible el mismo estampado. Nada de combinaciones fuertes. Selecciona dibujos sutiles, motivos suaves…

De los muebles es aconsejable comprar aquellos que se extiendan verticalmente, hacia el techo y no horizontalmente. En vez de una cómoda ancha, busca una de tipo estantería alta. Y haz de la parte inferior de la cuna un elemento para guardar objetos. En las tiendas hay diferentes tipos de cajas especiales, herméticamente cerradas para impedir que entren insectos y polvo.

También, es preferible que uses cestos de gran tamaño para guardar lo que desees, además, de que sirve para decorar.

En el dormitorio del bebé seguro que necesitas un lugar para recoger sus juguetes, o en el baño algo donde meter la ropa sucia o las toallas de más uso, esta pieza puede ser tu perfecta aliada

Estas habitaciones deben estar organizada y obviamente los cestos te ayudaran a mantener ese orden. No importa el tipo de cestos que elijas, hay de diferentes formas y texturas, solo tienes que medir el espacio donde lo colocarás, si optas por el de algodón, pajilla o lona, igualmente te funcionará.

En esta nueva modalidad que nos impuso el Covid-19 hemos hecho cambios drásticos en la vida, igualmente pasa en la decoración, y obviamente hay espacios como los pasillos que queremos darle ese toque de belleza y no sabemos por donde empezar. En este artículo te presentamos tips para que les aportes belleza y estilo a estos pasillos que tenías en el olvido.

Ciertamente, estos largos pasillos eran más habituales en casas antiguas, gracias a la modernidad ya estos se crean bajo un concepto más dinámico y con estilo.

Si te gustan las fotos o láminas, este es el lugar ideal para colocarla y crear tu pequeño museo personalizado o una galería. En este, es aconsejable que apueste por lo minimalista.

También, puedes crear un pasillo con un mueble auxiliar, con diferentes elementos decorativos, ejemplo, una lámpara, puede ser de pie o de mesa, un papel tapiz  y si agregas una planta le dará ese toque de naturaleza.

Un pasillo espejo, recuerda que este además de reflejarnos nos da la sensación de amplitud. Colócalo en esta estancia y verás que no te arrepentirás. Elige uno que sea sencillo y que tenga un marco llamativo, si deseas puedes añadir una pieza que te genere cierto sentimiento, para crear ese vínculo con el espacio.

Una alfombra de pasillo va a dar esa pizca de tonalidad y distinción que amerita tu sobrio pasillo. Por supuesto, como es habitual, puedes añadir mobiliario tipo aparador (realmente prácticos) y que brindan muchas facilidades de decoración como: baldas, plantas, lámparas, entre otros.

Una estantería es idónea en un pasillo, si eres de lo que te gustan guardar libros y tenerlo a la vista, debes optar por crear este pasillo que hará que tus lecturas estén más cerca de ti.

Si no llenas las baldas de libros, puedes hacerlo con pequeños marcos de fotos, esculturas o planta de interior…Elige el más largo y amplio posible para ello y opta por una estantería con poca profundidad para no convertir el pasillo en una zona demasiado comprimida o angosta.

Influenciada por el modo de vida pausado del entorno, la decoración mediterránea proyecta un estilo natural y sin rebuscamientos, logrando así conformar un entorno sencillo y armonioso. En éste, la naturaleza le presta sus colores y asimismo su materia prima, predominando la madera y el metal en la confección de sus piezas.

Es un estilo que da importancia al diván, al que también conocemos como meridiana o cama turca, acompañado de piezas que sean totalmente distintas. Un par de disímiles sillones, por ejemplo. O dos sillas que podrían ser iguales, pero con adornos diferentes o tapicería de colores distintos. El rejuego está en la diferencia, muy alejada de la uniformidad.

Dentro de esta estética sin rebuscamientos es obvio que lo práctico está a la orden del día. En tal sentido, muchos muebles mediterráneos, entre ellos los divanes, son fabricados en materiales que soportan lluvia y sol, con la finalidad de poder ser usados tanto en interior como exterior. La arquitectura, a su vez, toma en cuenta integrar al ambiente hogareño la luz del sol, siempre a través de ventanas protegidas por persianas o cortinas que pueden graduar su paso para evitar el calor.

La principal característica del diván es que ocupa poco espacio, razón por la cual muchos expertos de la decoración lo prefieren, además de ser una pieza muy llamativa. Su tamaño nos permite que forme parte del mobiliario de la habitación, la librería, de la sala, terraza o el gran salón.

No obstante, hay personas que lo utilizan como un mueble auxiliar, al usarlo de manera balanceado se convierte en un elemento decorativo muy atractivo y en el anfitrión de cualquier espacio para descansar, un área de lectura o un lugar de relajación, ya que cumple la función de sofá, cama, o como un lugar extra para sentarse. Si deseas, le puedes añadir un par de cojines y almohadas, y complementarás este mueble multifuncional.