Entradas

Si tienes poco espacio en áreas que usas frecuentemente y no sabes como decorar, sigue esta guía de consejos sencillos para decorar una sala comedor, ten en cuenta el color, la decoración y la colocación adecuada de los muebles, esta es la clave esencial en el diseño del espacio para que realmente se vea funcional y atractivo.

Para separar ambos ambientes puedes utilizar alfombras para cada área, también puedes separar con el uso de muebles, coloca un mueble justo a la mitad de ambos espacios, que el espaldar dé justo al comedor, esto delimitará donde termina y donde empieza cada espacio; o simplemente puedes distribuir ambos ambientes de manera conjunta para evitar que el espacio se vea muy reducido.

Otra forma de separarlo y darle cierta identidad sería utilizando lamparas o arañas decorativas de techo sean iguales o de diferentes, la idea consiste en marcar un punto en el aire que se diferencien los ambientes. Para definir aún mas el espacio tienes que colocar cerca de los muebles macetas grandes o lámparas de piso.

Para este tipo de ambientes mixto debes de usar colores en las paredes que sean claro que le den al espacio un sentido de amplitud, esto beneficia a que ambos luzcan muy bien. Los colores en las paredes de la sala y comedor por lo general suelen ser similares, se pueden usar algunos detalles de color para resaltar el punto focal pero siempre marcando la mismas combinaciones de colores.

Si deseas ampliar visualmente el espacio puedes optar por pintar la sala y comedor del mismo color ya sea pastel o neutro, escoge un color para una estancia y para la otra escoge un tono en degradación, esto te permitirá dar armonía al área y el espacio combinará muy bien.

Otro truco por el que puedes optar es pintar tu sala, y en el área del comedor agregar empapelado, de este modo separaras el espacio visualmente. En la sala coloca el mueble en el punto principal de la estancia, puedes ponerlo frente a una pieza de arte o al lado de un ventanal, o frente a la televisión. Si no tienes un juego de sala en L, pon el mueble más grande a un ángulo de 90 grados, luego agrega un sofá y esto hará despejar el espacio y visualmente vera mucho mas grande y ordenada.

También junto a los muebles de mayor tamaño, coloca muebles más pequeños como un aparador, otomán y mesitas auxiliares,  recuerda que la decoración dependerá del gusto que tengas y el ingenio al momento de combinar.

El término monoambiente, se utiliza para designar aquellas viviendas que no tienen divisiones y están compuestas de un solo ambiente en el cual se encuentran de manera conjunta el espacio correspondiente al living, dormitorio o alcoba, esto lo explica la diseñadora de Interiores, Cecilia Soulages.

Dice que a pesar de lo reducido del espacio, los departamentos de un solo ambiente pueden verse dinámicos y chic si lo decoras correctamente. Estos departamentos monoambientes son una alternativa para solteros y parejas que desean irse a vivir solos y no quieren (o no pueden) hacer una gran inversión de compra o alquiler. Generalmente de metraje reducido, los monoambientes requieren adquirir hábitos de orden y desapego a bienes materiales para vivir bien en ellos.

Muebles multifuncionales: Uno de los consejos de oro en los monoambientes es tratar de ganar espacio con los muebles que cumplen más de una función. Los sofá camas, mesas retráctiles, sillas plegables y bancos de tipo otomano son excelentes aliados para los departamentos pequeños.

Crear áreas: para que el espacio no se te haga pesado o monótono, es fundamental que crees diferentes áreas de uso, como descanso, estudio y trabajo. Para separarlas, utiliza los propios muebles, como sofás o estanterías, o aprovecha las alfombras para delimitar .

Crea espacio de almacenamiento: Otro elemento clave es aprovechar el espacio de almacenamiento. Las alacenas, camas con sommier baulera, o bien las camas estructurales con cajones bajo la plataforma son una buena alternativa. Las estanterías y estantes flotantes hasta el techo en algunas paredes también son vitales para aprovechar el espacio vertical.

Iluminación quieres que tu monoambiente se vea más amplio, aprovecha la luz natural lo más posible: evita obstruir ventanas, fíjate bien en el recorrido del sol, no coloques cortinas muy pesadas (mejor si son blancas) y utiliza espejos en lugares donde dé la luz, para dar mayor sensación de amplitud. La iluminación focal con lámparas de pie, de mesa y colgantes también ayuda a delimitar y sentir la amplitud del espacio.