pexels-katerina-holmes-5908203

Atención, atención… No te preocupes más, disfruta la lectura y toma notas porque te guiaremos al nuevo lujo que tu hogar merece y necesita: el orden. 

La primerísima clave para mantener el orden en la casa y que se vuelva una práctica sostenible en el tiempo es precisamente mantenerlo. Si hay áreas de tu casa que necesitan orden, ese gran esfuerzo para lograrlo solo será la primera vez, porque lo demás deriva de ser consistentes con las pequeñas acciones que lo mantienen.

Aférrate a este compromiso, y toma notas de las siguientes pequeñas acciones que te ayudarán a mantener un hogar que inspire serenidad y seguridad desde la entrada hasta el patio.

Haz del orden parte de tu filosofía espiritual

Más allá de la limpieza y los consejos tradicionales, si aceptas el orden como parte de tu filosofía espiritual y de vida, comprenderás que la estabilidad que quieres y necesitas en tu diario vivir debe reflejarse en tu hábitat, aquel espacio donde empiezan y terminan todos tus días. Tu casa es una extensión de tu cuerpo, y por tanto, un reflejo de tu interior.

Practica el desapego, no seas una persona acumulativa

Quédate con las cosas que realmente utilizas y te generan bienestar. Aquellas cosas viejas que no funcionan bien, las que ya no usas pero están »por si acaso…», y aquellos objetos de gran tamaño que se pueden sustituir por modelos más compactos, deshazte de todas estas cosas.

Para saber si realmente quieres o necesitas algo puedes tomar el objeto en tus manos y preguntarte »¿cuándo fue la última vez que usé esto? ¿Es seguro que lo siga usando? ¿Esto me aporta o me carga?». Llegarás a conclusiones liberadoras.

camille styles. hogar ordenado.
Foto: Camille Styles.

Todo visible, nada escondido

Cuando te dispongas a ordenar tu casa, primero saca todo (por ejemplo, todos los productos de la despensa) y luego organízalo en el espacio de forma que todo quede visible, y si es posible, por categorías. En esta parte te puedes ayudar de accesorios de organización como divisores de cajones, bolsas de almacenaje, ganchos de pared, etiquetas y muchos más que son fáciles de encontrar en tiendas a precios económicos.

Antes y después del espacio debajo del fregadero. Foto: @thelittlewhiteedit

Antes y después de un clóset. Foto: @mariekondo.

Como dice el dicho: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Para mantener el orden en el hogar es esencial poner cada cosa en su lugar inmediatamente termines de usarlo. Después de reposar el almuerzo, lava los platos y colócalos donde van; cuando regreses a casa y te cambies de ropa, ponla en percha o en la lavadora, y así con cada acción. 

En el momento no te tomará más de 3 minutos resolver cada cosa. En cambio, si las postergas se irán acumulando.

Aprovecha los espacios

Aprende formas de cómo doblar tu ropa y demás textiles de forma que puedas sacar mejor provecho de los espacios. Así también, evalúa las cosas que puedes encuadrar como si se tratara de un juego de tetris en un mismo espacio. Eso sí, cuidando de no volver a caer en la acumulación de modo que incluso olvides lo que tienes guardado. Debe estar organizado, compacto y visible.

Nosotros también estamos poniendo en práctica estos consejos, y te animamos a ser consistente en el bienestar que quieres lograr para tu hogar. Una casa ordenada, es una vida ordenada. ¡Tú puedes!